No olvides que estás tratando con aire

 

Piensa en tus dedos como si fueran delicadas

alas de mariposa, y llegarás más lejos

 que utilizando la fuerza.

Clara Rockmore

 

Esperar con la ansiedad al tope a que todos duerman era cotidiano en mi vida. A las 11 de la noche empezaba la hora del terror en el canal 2 y yo, a los nueve años, me había vuelto una experta en escapar de mi cuarto a la sala en menos de cinco segundos. Con las pantuflas puestas, un par de galletas o un chocolate guardado desde el día anterior comenzaba mi viaje. Y pensaba en lo que podría suceder en algún momento real: ser raptada por un ovni, que Drácula decida suministrarse de sangre en Lima o que una persona conozca la locura en su máxima expresión justo a la espalda de mi casa. Esos tres tipos de escenas se musicalizaban en el cine siempre con un ruido tétrico, agudo e incisivo. Con pocas herramientas de búsqueda, en mi época de niña solo quedaba preguntarle a mi papá, algún familiar o amigo si conocía su procedencia.

clara-rockmore
Clara Rockmore

En el 2008, aquel sonido y yo nos reencontramos en La Casa del Auxilio, un local concurrido del jirón Chota. Había varias bandas de rock y cumbia, pero el sonido que provenía de una caja de madera con dos antenas —y la delicadeza de la interpretación— me cautivó: era el theremín, el sonido de mi infancia y, por supuesto, debía aprender a tocarlo.

Algunos años después, tras mucha búsqueda y pocas victorias, encontré en Facebook a Veronik (ex Valium, actual cantante solista y thereminista profesional), quien dictaba un taller introductorio. Sin pensarlo dos veces me inscribí. Éramos solo dos alumnos; comprendí que en el Perú era un instrumento raro. Pero ahora no solo quería tener uno y aprender a tocarlo, sino también esforzarme por hacerlo conocido.

* * *

Lev Termen creó este instrumento, que ahora se considera el padre de los sintetizadores, en 1919. Tras mostrárselo a Lenin, este lo envió por varios países para difundir el invento. Así llegó a Estados Unidos, lo patentó en 1928 y cedió los derechos de producción a la casa discográfica RCA. Luego, Clara Rockmore,  violinista lituana, creó el primer método de ejecución del theremín. Actualmente, la música le agradece a Rockmore su aporte melódico a este instrumento.

El theremín es el único instrumento que se toca sin tener un contacto físico. Moviendo las manos dentro del campo electromagnético, entre las antenas de volumen y tono (pitch), se crea el sonido. La elegante ejecución es fascinante a primera vista. Bandas como Portishead, Led Zeppelin, Pink Floyd, The Beach Boys, Cake, Fangoria, entre otras, ganan un matiz melancólico y hasta malévolo utilizándolo.

Es curioso que en países tan cercanos como Chile se realicen convenciones de theremín y que en mi país apenas un par de bandas lo utilicen en sus canciones. En Japón, dentro de unos días se festejará el cumpleaños 120 de Lev Termen con una gran fiesta que incluirá música en vivo y paneles de conversación con importantes invitados. Mientras tanto, sigo practicando para poder terminar mi interpretación de «Over the Rainbow» que, si todo sale bien, luego de muchos años de práctica debería sonar así:

 

Por Fiorella Rojas

Exalumna del Curso Integral en Edición de Publicaciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s